jueves, 22 de septiembre de 2016

Aroma de ascensor



Que increíble entrar a un ascensor y que de un simple espiro me mueva donde estás tú.

Que no solo te mueva entre pisos sino también te teletransporte a un ser como tú.

Que maldita la hora de aquel que se suba e imagine algo peor de lo que eres tú.

Que no te preocupes porque es imposible que con un simple perfume imagine a una mujer como tú.


Buenos días madre, he subido por el ascensor.

____________________________________________________

Este poema fue escrito una mañana, al llegar de estudiar inglés, mientras subía por el ascensor. Es algo que no hago a menudo, siempre suelo subir por las escaleras para hacer algo de deporte y porque vivo en un segundo. Este escrito lo considero sencillo de entender, juega con el aroma de un perfume que ha quedado atrapado en el ascensor. Utiliza el movimiento del ascensor para evocar que tu mente viaje junto a él, hacia la persona de la que se percibe el aroma. Por ultimo, hace referencia a la imaginación de un posible tercero que haya entrado al ascensor en algún momento en el que el olor era aún patente. La imagen que podría formar en su cabeza, nunca sería tan perfecta como la que podía crear yo en ese instante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario